Desarrollarse a nivel profesional como autor de cómics en ComicSquare

Desarrollarse a nivel profesional como autor de cómics en ComicSquare

Enhorabuena, ya eres autor de cómics en ComicSquare. Has seguido los pasos indicados, nada puede salir mal: te registraste como Autor, subiste los archivos de tus obras al servidor, te los aprobaron tras una breve revisión, añadiste una foto de perfil o avatar, y ¡hala, ya estás hecho todo un artista del cómic independiente y dueño y señor de tu propio trabajo, tiempo y prometedora carrera! Sólo queda esperar que empiecen a lloverte -mejor diluviarte- las visitas, los fans y las ventas- y todo lo bueno, ¿no? Todo eso es genial y será mejor con el tiempo...

Pero ¿qué pasa cuando descubres que construir un imperio de seguidores/lectores/compradores no es tan fácil ni se produce el milagro de la noche a la mañana? A veces el número de visitas, "me gustas" o descargas no es el esperado. "¡Anda, ¿y eso?! ¿Qué estoy haciendo mal?", te preguntarás. Estás convencido de que tu cómic está genial, de que le pusiste todo el cariño del mundo e incluso puede ser que hayas recibido muchas críticas positivas y palmaditas en la espalda de tus amigos y allegados. ¿Entonces qué falla? "¿Es que no soy lo bastante bueno?", aparecerá probablemente, como siniestra cuestión, en tu mente.

Ante todo mucha calma. En ComicSquare nos esforzamos a diario por dar a nuestros autores las mejores herramientas web y el espacio necesaro para trabajar con comodidad, a nivel profesional, a vuestro propio ritmo y en un régimen de total libertad creativa, en donde vosotros, los artistas, tenéis siempre la última palabra. A nivel SEO luchamos siempre por posicionar vuestros cómics lo mejor posible, dar visibilidad e impacto a vuestra obra, y por cuidar vuestra reputación on-line (de todo lo cual versa en gran medida este post). Por añadidura contáis aquí con una plataforma electrónica de publicación, promoción, difusión y comercialización de vuestra obra moderna, potente y bien definida, sencilla e intuitiva para el usuario pero a la par llena de recursos y posibilidades. Entonces, estimado autor, te repites: "¡¿Qué estoy haciendo mal?!"

Bueno, para esta pregunta no existe una respuesta única, y quizás de hecho, la mejor forma de responderte es planteándote una nueva serie de preguntas para que, antes de caer en la apatía o el victimismo, puedas analizar mejor tu situación y hallar soluciones.

En ComicSquare eres un artista independiente. ¿Sabes qué implica esa independencia?

Una de las primeras cosas es, seguramente, tomar conciencia de que aquí eres un autor independiente, libre, que trabaja no para ComicSquare sino, ante todo, por y para sí mismo. Con sus pros y sus contras. Es decir, estás poniendo en marcha ni más ni menos que tu propio negocio -¿acaso te suena la palabra emprendedor?, porque eso al fin y al cabo es lo queres-, y aparte de obtener visitas, lectores, fansy ventas de tus "productos" (tus obras artísiticas, en este caso, tus cómics, fanzines y/o libros con compilaciones de ilustraciones, siempre digitales), probablemente también experimentarás en ocasiones -esperemos que pocas- momentos de "bajón", de falta de inspiración o de motivación, y sensación de excesiva lentitud en la consecución de tus metas.

Afortunadamente no solamente todo eso es muy humano y comprensible sino también muy normal en las fases de nacimiento y desarrollo de todo emprendimiento. "Roma no se construyó en un día", dice un refrán, y seamos serios, cuando has apostado por el mundo del arte y, concretamente, el del cómic -quizás de los oficios más bellos que existan pero también de los más difíciles y fatigosos-, este proverbio cobra especialmente sentido. Se requiere paciencia, como primer secreto del éxito y algunas cositas más. No queremos desmoralizar a nadie, más bien todo lo contrario, pero sí pensamos que es necesario para triunfar aquí auténtica pasión por lo que se hace, así como un poco de talento, una pizca de coherencia, y sobre todo mucho trabajo duro y dedicación.

El "yo me lo guiso y yo me lo como" propio de la cotidianidad laboral de cualquier artista que va por libre tiene tantas cosas buenas como malas y hay que darse cuenta de todas ellas. Ser tu propio jefe puede sonar muy bien a priori, pero también requiere de altas dosis de autodisciplina, confianza, paciencia y esfuerzo diario. Pablo Picasso se hizo famoso -aparte de por su vida y obra, obviamente- por una frasecilla muy repetida, casi un lema: "La inspiración existe, pero que cuando llegue, me pille trabajando". Creemos que se entiende perfectamente, en este contexto, por qué creemos útil rescatarla del olvido. Tanto si eres un simple amateur o artista novel, principiante, como un profesional con mayúsculas, nunca olvides que trabajar a diario es la clave, algo que sólo te puede reportar beneficios, al ayudarte además a perfeccionar tu técnica, tu estilo, tu narrativa, etc. 

¿Eres lo bastante constante y autoexigente? ¿Te gusta tu trabajo?

Deberías, en tu trabajo, marcarte siempre unas metas y objetivos bien definidos. "Hoy escribiré un nuevo guión", "mañana haré los bocetos, y pasado a entintar...",y así sucesivamente hasta ver tu obra acabada, el mejor premio de todos.

En realidad los fans o la retribución económica son importantes, sí, pero no el único motivo por el que estás ahí, creando cómics. Se supone que te gusta. Debes tener pasión por ello, amar lo que haces. Sin verdadero amor, nada llega a buen puerto. Motívate como quieras para aprender a mantener la energía del entusiasmo, propia de todo comienzo, y para potenciar una mentalidad positiva de aprendizaje continuo, de crecer y trabajar duro. Premíate por el trabajo bien hecho, pero exígete un poquitín más cada día. "¡Hoy lo he hecho bien, pero mañana lo haré mejor". El talento puede ser útil de base pero por sí solo, sin esfuerzo y pasión, y sin ganas de progresar (planteándote retos, por ejemplo), no vale absolutamente de nada.

Ponte a prueba, auto-exígete un poco más, pero ¡ojo!, sin agobiarte ni obsesionarte -esto tampoco es bueno, pues podrías "quemarte" antes de tiempo por el stress-. Aquí no nos referimos exclusivamente a hacer cada día un cierto número de páginas o a publicar cómics como locos. También nos estamos refiriendo a la calidad. Pregúntate: "¿El guión es bueno? ¿Querría yo mismo leer o comprar un cómic así?" y respóndete con sinceridad a continuación. En general, más vale calidad que cantidad.

Encuentra la carga de trabajo que te vaya bien, que te sea cómoda pero rentable y satisfactoria al mismo tiempo. Ser consciente de cuáles son tus ritmos naturales, de qué puedes hacer cada día sin asfixiarte, y si estás contento con los resultados, es fundamental. 

Siempre es mejor acabar lo que empiezas, que dejar las cosas a medias

ComicSquare te permite publicar obras autoconclusivas, pero también series o colecciones de cómics -categorizadas bajo este último término-, compuestas de muchas historietas separadas pero vinculadas por un hilo argumental común o unos personajes recurrentes. En caso de optar por crear una colección, adelante: el mundo es tuyo. Pero ten en cuenta también sus ventajas y desventajas, y si se ajusta a tus necesidades, horarios, lo que quieres contar, etc. Porque puede ser que empieces con muy bien pie y muy ilusionado, pero ¡ay! de pronto descubres que tu primer número no está recibiendo las visitas, feedbacks o recompensas -en un sentido amplio de la palabra- esperadas. Probablemente eso te desmoralice y entonces dees de dibujar más cómics para esa (tu) colección, dejándola inacabada. Eres muy libre de hacerlo, por supuesto. Nosotros, desde el equipo de ComicSquare, no te pondremos penalizaciones de ningún tipo, ni te obligaremos a continuarla si no quieres. Pero debemos, moralmente hablando, darte un simple consejo o sugerencia: dejar una colección inacabada queda en general bastante mal,porque se queda, digamos, "coja". Muy difícilmente redundará positivamente en us objetivos a nivel profesional aquí, asimismo.

Tarda lo que quieras, tómate el tiempo necesario, pero recuerda que siempre será mejor, ya que le diste un principio, darle también un punto y final. El que sea, pero un fin, y que sea coherente ¡Por favor, no hagas un final precipitado o absurdo! Para eso mejor déjalo todo tal y como está, o espera -una vez más recurre a la siempre necesaria paciencia- a que te vengan buenas ideas o renazca la inspiración perdida. Tus lectores, puede que para tu sorpresa, te lo agradecerán y sólo entonces podrán llegarte las anheladas recompensas. Además, es una cuestión tanto de buen gusto como una pura demostración de savoir-faire y de profesionalidad. 

Aprende a manejar las hraminas de publicación, difusión y promoción que te ofrece ComicSquare

Como artista independiente deberías aprender a manejar el potencial inmenso que te ofrece ComicSquare, en todos los aspectos. Tu perfil profesional es la mejor herramienta para trabajar y expandirte, para hacer crecer tu número de lectores, y convertirlos en seguidores fieles y potenciales clientes, compradores de descargas de tus obras artísticas digitalizadas. Aquí, viene muy al caso el ejemplo de las colecciones citadas en el punto anterior: puedes despertar interés hacia tus cómics tanto planteándolos como historias autoconclusivas, como dividiéndolas en varias piezas reunidas todas ellas bajo el epígrafe de una “Colección”. Es más, según el tipo de relato que quieras contar o desarrollar, puede ser que una colección genere, a la larga, tanto o más engagement que un montón de cómics independientes sueltos. 

Esto no significa que sean siempre mejores per se las colecciones, ni mucho menos. Es más bien una llamada de atención para que reflexiones, y pienses bien qué modalidad se ajusta mejor a ti o al tipo de historia que estás desarrollando. Habrá lectores que prefieran cómics sueltos frente a otros que prefieran colecciones, lo mismo que hoy en día existe un público cinéfilo -digamos a la vieja usanza- que no se engancha fácilmente a las series de TV, mientras que existe otro que prácticamente no puede pasar un día de su vida sin ver “uno o dos capitulitos de su serie favorita” antes de irse a la cama. Por tanto, capta tu público, descubre qué quieren los lectores y por qué te leen (a ti y no a otro), sin traicionarte a ti mismo ni a tu relato, pero atento al mismo tiempo a sus demandas.

Trabaja duro en la promoción de tus obras

Nosotros hacemos un gran esfuerzo diario al respecto, pero por sí solo quizás no sea siempre suficiente: después de todo ComicSquare NO ES UNA EDITORIAL, ¿recuerdas? Pues tampoco somos una agencia de publicidad especializada en cómics, propiamente dicha. Ciertamente, realizamos tareas para vuestro posicionamiento SEO, dándoos buena presencia y reputación on-line, y facilitando la conexión con los lectores y todo eso. Estamos presentes en todas las grandes y más populares redes sociales, desde donde, a diario, difundimos nuestras novedades y noticias (99% de ellas: vuestras obras). Pero también os dejamos -y eso forma parte de nuestra filosofía- amplios márgenes de libertad de acción, y queremos que la disfrutéis. Dicha libertad, no obstante, implica que vosotros, los autores, no os podéis quedar de brazos cruzados. Por tanto, deberíais dedicar algo de tiempo a la autopromoción. ¿Cómo?

Bien, vuestra misma ficha de Autor en ComicSquare funciona a la par como un espacio virtual de publicación y un portafolios digital profesional, breve y conciso, pero poderoso, no demasiado alejado de un perfil de los que te puedes hacer en una red social profesional o una web de búsqueda de trabajo, como Linkedin o Viadeo. Es por tanto, y al mismo tiempo, un “escaparate” on-line de vuestros cómics, y como tal, cuanto más cuidado, bien estructurado, completo y presentable sea, mejor. Puedes poner imágenes de cualquier tipo para tu Avatar, así como escribir sinopsis o breves descripciones, con tus propias palabras, de tus obras y/o colecciones de tus personajes, así como de ti mismo, tu obra, tu carrera, tus proyectos en curso. No se trata de que escribas un currículum de tres páginas, pero sí una presentación de ti mismo como artista, resumida, pero que genere interés. Así que lúcete, no seas tímido. A los lectores les encanta conocer aunque sea un poco de la vida de sus artistas favoritos.

También, siguiendo por esta línea, recuerda que siempre puedes poner enlaces a tus propios webs, blogs o portafolios artísticos personales o profesionales, a tus perfiles en otras redes sociales, a todo cuanto quieras, en definitiva, que tenga que ver contigo y tu obra artística y esté rondando por Internet. ¿No resulta evidente el beneficio que te aporta esto? La palabra clave es visibilidad.

Para terminar, recordad: un buen trabajo, bien acabado es ya, en sí mismo, una excelente medida del éxito. Todo lo demás, acaba viniendo por sí solo.