In memoriam: Guillem Cifré

Guillem Cifré

Si hace apenas unos días estábamos dando en el blog de ComicSquare la noticia de la defunción del artista suizo H. R. Giger (1940-2014), hoy nos vemos obligados, también con profunda tristeza, a escribir en nuestro blog otra de esas entradas que uno nunca quisiera escribir, la del fallecimiento de otro gran artista, esta vez más directamente vinculado al mundo del cómic: el historietista e ilustrador Guillem Cifré (1952-2014). Ha fallecido en la madrugada del 17 de mayo, en Barcelona, su ciudad natal, tras una prolongada enfermedad diagnostica unos meses antes.

Estamos hablando de un trabajador prolífico e incansable, un artista de prestigio y muy solicitado, especialmente por periódicos como El Mundo, El Periódico de Cataluña, Avui y El País, donde realizaba ilustraciones para artículos de opinión y tiras cómicas y satíricas. También era reconocido por sus ilustraciones en libros, carteles y diseños de portadas de discos, así como por su faceta de colaborador en diversos medios televisivos, como Canal+ y TVE (en esta última destacó su trabajo entre 1983 y 1986 en el programa El Planeta Imaginario).

Heredero en gran medida de la edad dorada de la escuela Bruguera, en donde trabajó durante largos años su padre, Guillermo Cifré (el famoso creador del Repórter Tribulete, de quien aprendió la profesión), su carrera artística comenzó allá por 1974 en la revista Mata Ratos, decantándose poco después por las variantes más underground del cómic español. Al respecto, basta con acercarse a las páginas de revistas de la talla de El Víbora, Cairo, El Papus o Star, para apreciar fácilmente su arte y su buen hacer.

De sus colaboraciones con Joan Navarro cabe destacar el álbum Modernas y Profundas (Complot, 1990) y, para Avui, una recopilación de tiras publicadas en dicho diario durante el período 2000-2003, Historias de El Tío del Final. Otro álbum suyo de gran calidad, Artfòbia, es una recopilación de ilustraciones diversas publicadas en el suplemento cultural del periódico catalán, que tendría continuación, en la misma línea, con Artfòbia II, merecedor del Premio Nacional de Cómic de Catalunya en 2009. En 2004 y 2006, igualmente, fue merecedor del premio Junceda de humor gráfico, y en 2009 también colaboró en el Almanaque Ilustrado del Fin del Mundo, un excelente álbum antológico de Edicions de Ponent.

Rebelde e iconoclasta por su estilo gráfico, de aires surrealistas y fuerte carácter experimentador, nadie mejor que él pudo encarnar el eslabón intermedio entre el clasicismo Bruguera de los años 50 y 60, y la revolución que supondrían para el cómic español, -tanto a nivel técnico como de ideas y lenguaje-, la aparición de revistas underground a partir de los años 70, como las citadas El Papus, El Hincha Enmascarado, Star, El Víbora o Cairo.

La enfermedad le pilló inmerso en la preparación de una serie de cabeceras animadas para TV3, basadas en su personaje El Tío del Final, en la recopilación para editorial de Ponent de historias del Senyor Ruc, y varias series limitadas de trabajos artísticos -Les Manufactures del Sotan- para sus amigos y fans más queridos. Trabajos todos ellos que quedarán inconclusos.

Otro grande que se nos va... Desde aquí queremos hacer llegar nuestras condolencias a sus familiares, amigos y allegados. Descansa en paz, Guillem Cifré. Todos los que disfrutamos con tu obra te recordaremos siempre.■