Autores en ComicSquare: ENSIS

Autores en ComicSquare: ENSIS

Tras el seudónimo artístico de Ensis, o Ioannes Ensis, se "camufla" el sorprendente y polifacético Juan Espadas, dibujante e ilustrador "maestro del boli BIC" -esa joya tan menospreciada con la que, a buen seguro, han hecho sus primeros trazos tantos artistas a nivel mundial- y que gusta de definirse a sí mismo, a menudo, como "el Historietista Gandul". Natural de Antequera (Málaga), y licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid, ciudad donde tiene su residencia habitual, ha trabajado como profesor de dibujo de cómics y narrativa gráfica en prestigiosas academias como la MangaSpirit o, actualmente, la famosa Academia C10. Además, es un viejo amigo de grandes del cómic español como El Torres, el Bute, Azpiri, Irene Roga, Chamn, Paco Roca, David Pérez, Jorch, Franchu Llopis o Joseba Basalo (entre otros), colaborador en "históricos" del mundo fanzinero como Rantifuso, Ecatombe o Cretino Digital, premiado en varias ocasiones (Listo de Oro, Expocómic 2012, por obras tan logradas como su webcómic erótico 'Astaroth y Bernardette', o por su libro de ilustraciones 'Monstruos, chicas y ojos', con prólogo de Juan Royo, 'Premio Popular de Divulgación del Cómic XXIX Salón Internacional del Cómic de Barceona'), ajedrecista, amante de los gatos y el buen tapeo, y padre de familia. En definitiva, un artista de la cabeza a los pies, que lo mismo se atreve con el dibujo que con los guiones, y que hoy se desnuda -por favor, música de fondo suave y agradable- para ComicSquare.

ComicSquare: Cuéntanos, ¿Cómo empezaste en el mundo del cómic? Tus primeros pasos…
Ensis: Todo fue muy amateur, supongo que como la mayoría de autores. Yo no tenía ni idea de nada, ni de dibujo, ni de guión, ni de la parte industrial del mundo del cómic. Así que lo que hice fue juntarme con los que sabían, que me pudieran ayudar, orientar y criticar. Me apunté a la Asociación de Autores de Cómic de España y con su gente empecé a publicar en fanzines, allá por los procelosos años 90. La primera historia que salió tenía guión de Óscar Camarero y apareció en el fanzine “Ecatombe”, que coordinaba Franchu Llopis.

CSQ: ¿Cuál fue el primer cómic que leíste en tu vida, del que tengas memoria?
Ensis: No podría decirlo con seguridad porque tengo muy mala cabeza, pero apostaría a que fue, o bien El guerrero del antifaz de Manuel Gago o Purk, el hombre de piedra de Pablo y Manuel Gago. Esos cuadernillos apaisados de historietas que tenía mi padre.

CSQ: ¿Cuál es tu género o temática favorita: fantasía épica, realismo, terror, ciencia-ficción, suspense,… ?
E: En verdad soy muy ecléctico en cuanto a gustos y todos los géneros que mencionas tienen obras espectaculares. Si tuviera que elegir me quedaría con el histórico, por culpa de mi mala cabeza (otra vez) y mi formación académica como historiador, y el terror.

CSQ: ¿Tus fuentes de inspiración son…?
E: También son muy variadas. A parte de los propios cómics hay que leer mucho, ver mucho arte distinto al dibujo, pintura, cine, etc. En cualquier caso, tiendo más a los clásicos en todas esas disciplinas.

CSQ: ¿Cómo acaba un historiador convirtiéndose en dibujante de cómics e ilustrador?
E: Pues por mala cabeza. La verdad es que un historiador tiene pocas salidas en el mercado laboral actual y me temo que menos en el futuro, de modo que fui dando tumbos por ahí, de un trabajo a otro, de una profesión a otra, hasta descubrir lo que verdaderamente me apasionaba, que es hacer cómics. No dibujar, si no contar historias con los dibujos como herramienta. 

CSQ: ¿Crees que el cómic es un medio útil y adecuado para la educación? Has hecho cómic histórico en el pasado… Háblanos de ello.
E: Sé que es un vehículo fabuloso e infravalorado por las instituciones. A través del cómic se puede enseñar lo que sea, no sólo Historia. Por ejemplo, recuerdo los manuales para los soldados estadounidenses que participaron en la Segunda Guerra  Mundial dibujados por Will Eisner, allí se enseñaban cosas además de entretener. Personalmente he hecho varios cómics orientados a la prevención de riesgos laborales en sectores como el ferroviario y el pesquero de altura y gran altura. Si, gracias a mis tebeos, se ha evitado un sólo accidente ya habré cumplido como historietista (creo y espero). 

CSQ: ¿De dónde vienen esos sobrenombres tan sonoros y enigmáticos, de 'Ensis' y 'El Historietista Gandul'?
E: Jajajajajaja. ¡No voy a negar la sonoridad! Pero no, no hay ningún enigma, soy bastante básico. Ioannes Ensis es una transcripción cutre al latín medieval de mi nombre (Juan Espadas siempre será un político si lo buscas por internet, pero Ioannes Ensis es un autor de historietas). Y el Historietista Gandul es una descripción bastante literal de mi mismo, aunque gandul es más una aspiración que un hecho.

CSQ: En ComicSquare has debutado hace poco con el formidable cómic Las aventuras del profesor Reznik. Nos ha encantado realmente. ¿Podrías contarnos algo más de este cómic, sus personajes, su origen…?
E: El origen de Las aventuras del profesor Reznik es múltiple, por un lado me inspiré en las historietas de Los casos de Ana y Cleto del gran Vázquez. Cleto era un detective (muy similar a Anacleto en lo físico) bastante torpe y patoso, los casos, en verdad, los resolvía Ana debido a las habilidades que había aprendido de sus muchos maridos fallecidos. Ocurre lo mismo con Irina Kovkova (carda la lana) y Reznik (se lleva la fama). Quería poner de relieve la injusticia de esto, por eso era importante que el ayudante de Reznik fuera de género femenino. Por otro lado, también quería introducir el componente sobrenatural y lovefcratiano y algo de humor. 

CSQ: La injusticia que mencionas (con mucho que ver con temas de género), y el aire lovecraftiano, se respiran por doquier, efectivamente, en esta historia…
E: En realidad, la serie de Las aventuras del profesor Reznik sirven para, poco a poco, quejarme de la sociedad de finales del siglo XX y principios del XXI a través del desarrollo de los personajes y de los datos que iré dando sobre su pasado en la Rusia presoviética. Pero ya ves, jaja, al final tampoco es tanto de aventuras, pues en el fondo es una historia política.

Respecto a su apartado gráfico, todo viene de los animales antropomorfos, me gustan y siempre quise dibujar algo así. Evidentemente está aquí presente el Blacksad de Díaz Canales y Guarnido (aunque muy lejos en calidad) y de -mucha gente ha visto la influencia y me lo ha comentado- el Sherlock Holmes de Miyazaki y el Estudio Ghibli.

Yo he dibujado esta primera aventura, pero está en mi mente dejar el apartado del dibujo y dedicarme sólo al guión y la panelación. En principio, cuando pueda, la artista que dibujará la segunda aventura, en el metro de Nueva York, será Monsterwaltz. Tal vez haya más dibujantes para la serie más adelante.

CSQ: Estás liado también desde hace tiempo con una adaptación de El Hobbit de J.R.R. Tolkien hecha con boli BIC cristal (ya se sabe: el 'que escribe normal') no es moco de pavo. ¿Cómo lo llevas? ¿Es acaso Tolkien uno de tus escritores favoritos?
E: Ahora está parado. Es algo que querría poder terminar en el futuro, pero eso, por derechos de autor y otras vainas, no da dinero y hay que pagar las facturas y sacar adelante a mi hija, así que “hiatus”. Tolkien es un gran escritor, de mis favoritos, aunque en cuestión de fantasía épica mi preferido es Poul Anderson con su La espada rota.

CSQ: A todo esto, y… ¿qué te pareció la trilogía de Jackson para el cine?
Muy flojucha narrativamente, espectacular en cuestión visual. No podría decir más al respecto.

CSQ: ¿Te consideras un autor prolífico?
E: Ni de coña. En mis tiempos de trabajador en fabricas de automóviles me di cuenta que en la industria las secciones de “calidad” y de “producción” estaban en constante lucha... y calidad siempre perdía, muchas cosas se tenían que reparar o rehacer porque se había producido demasiado y demasiado rápido. Con mis páginas pasa lo mismo. Además, soy muy meticuloso (obsesivo dirían algunos) y paso mucho tiempo con cada página... para no quedar satisfecho con ninguna.

CSQ: (Caray, cuánto te entiendo…). En fin, ¿y te gustaría tener más tiempo libre, para dar más y mejor de ti mismo, para crear tu propia obra con tranquilidad, sin prisas?
E: Me gustaría tener más tiempo libre para dormir, jejejeje. Trato de dedicar a mi trabajo todo el tiempo que merece porque todo el cariño ya se lo pongo. Pero bueno, siempre es mejor tener más tiempo que menos.

 

Así arrancan Las aventuras del profesor Reznik (2015) en ComicSquare...

 CSQ: De todos tus personajes, ¿cuál es tu favorito y por qué?
E: Diría que Irina Kovkova, de Las aventuras del profesor Reznik. Es una mujer valiente, inteligente, fuerte, capaz... pero, por culpa de una sociedad machista e injusta ve como todo el mérito y el reconocimiento va para el mendrugo del profesor por ser hombre.

CSQ: ¿Es verdad el mito de que, si se es artista, es difícil conciliar tu vida profesional y personal/familiar?
E: No es un mito. Afortunadamente mi familia es muy comprensiva conmigo y, más o menos, me deja trabajar. Pregúntale a cualquiera. Todos lo saben.

CSQ: ¿Qué prefieres, cómic o ilustración?
E: Cómic. Me gusta la ilustración también, pero mi propósito es contar historias y, para ello, el cómic es mejor herramienta.

CSQ: Trabajas entre otras cosas en la Academia C10. Háblanos un poco de ella (y tu rol dentro de la misma) ¿Qué cursos se imparten? ¿Cómo se plantean los cursos?: O… ¿qué peso tienen la teoría y la práctica?
E: Bueno, yo soy profesor de cómic, así que es la asignatura que conozco. En mi curso trato de ser eminentemente práctico y que todo lo que se haga vaya orientado a la realización de páginas de cómic, aunque, claro, tiene que haber una parte teórica que luego se aplique. Ahora yo sólo doy clases los sábados, es un curso de dos años en el que se abarcan todos los conocimientos que hay que tener para poder llevar a cabo una historieta. Incluye, además de dibujo, narrativa visual y guión.

El curso estrella es el master, que son tres años, con clases diarias y que, además de cómic, tiene asignaturas de ilustración tradicional y digital, y dibujo específicamente.

Hay cursos por las tardes, pero esos no sé muy bien como están organizados.

CSQ: Una de las facetas más interesantes y seguramente provechosas de Academia C10 es que, aparentemente, no paráis de organizar actividades extraordinarias y alternativas -aparte de los cursos normales-, como los micro-cursos de serigrafía y maquillaje FX, la realización de artículos sobre diversas temáticas vinculadas al mundo del arte, o las exposiciones -como la realizada tras el Concurso Homenaje a Star Wars, para la cual contasteis con el patrocinio de Artemiranda y Expocomic, o la de 'Superhéroes con Ñ', sobre dibujantes españoles que triunfan en Estados Unidos. Cuéntanos algo sobre estas experiencias…
E: En realidad son el propio Carlos Diez y Eva Zapatero los que coordinan y gestionan todas esas actividades. Estos dos últimos años he estado más liado que el chapista del Mazinger y no he tenido la ocasión de contribuir como quisiera en las exposiciones o eventos.

CSQ: ¿Crees que España es un buen país para el cómic?
E: No. Voy a ser duro con mis compatriotas: ¿cómo se va a leer cómic en un país en el que a la gente no le gusta leer? ¿cómo se va a sacar adelante una industria cultural cuándo los dirigentes cada vez ponen más trabas a la cultura y no hacen más que poner trabas a la creación de industrias pequeñas y medianas? ¿Cómo se va a conseguir una buena educación para los ciudadanos cuando lo que se pretende es una masa aborregada que se deje manipular y mangonear? España es un buen país para otras cosas. Y paro, porque me enciendo.

CSQ: A nivel español, ¿cuál es tu autor favorito, y tu obra favorita?
E: De entre los actuales dudo entre Jaime Calderón y el dúo Juanjo Guarnido y Juan Díaz Canales. De los clásicos.... hay cientos, José María Beà, Carlos Giménez, José Ortiz, Bernet... No sabría decantarme por una obra para nombrarla como favorita, tal vez Paracuellos.

CSQ: ¿Qué le haría falta, en tu opinión, al cómic español para ponerse a la altura de otros mercados más potentes, como el USA, el japonés o el franco-belga?
E: Educación como base para crear lectores y dinero como base para crear industria. Es decir, unos cuarenta años más de democracia.

CSQ: ¿Con qué guionista o dibujante te ha encantado colaborar hasta el momento en tu dilatada carrera?, y ¿con cuál te encantaría trabajar en el futuro?
E: Como guionistas, a parte del mencionado Óscar Camarero, me ha gustado mucho trabajar con Luis Fonseca, es una pena que no haya podido dedicarse profesionalmente a esto y regente su estanco con mano de hierro. Si pudiera elegir un guión para hacer en el futuro me gustaría que fuera de Pablo y Javier Olivares.

CSQ: Te dan la oportunidad de conocer en persona a sólo a uno de estos tres: Stan Lee, el difunto Jean Giraud "Moebius", o Josep María Beà. ¿Cuál elegirías y por qué motivo?
E: Tuve la fortuna y el placer de conocer en persona (aunque demasiado brevemente) a Jean Giraud durante un Salón del Cómic de Barcelona, así que me elegiría a Beà porque probablemente nos entendiéramos mejor a la hora de tomar unas cañas y tapear algo.

CSQ: Seguro, tengo entendido que Beà es muy majo. Y si te dieran la oportunidad de guionizar o dibujar una historia para algún personaje de DC o Marvel, ¿cuál sería tu elección?
E: El género superheroico del tipo Marvel o DC no me llama demasiado la atención, así que buscaría algún personaje olvidado y secundario de los años 40 y 50.

CSQ: ¿Los festivales y salones del cómic son buenos sitios donde establecer contactos interesantes y lograr ventas y promoción? ¿O están hoy en día sobrevalorados?
E: En verdad, cuando haces autoedición, es casi el único lugar para vender. Los contactos los logré en salones y en mucha menor medida en Internet, soy más de hablar las cosas cara a cara con unas cervezas de por medio (o cafés) así que no concibo otra manera que los salones, dónde puedes ver a colegas a los que sólo tratas en persona un par de veces al año. Puede que estén sobrevalorados desde el punto de vista del público, pero hace años que no voy a ninguno como público y no sabría decirte con seguridad.

 

Ensis y Coax en la entrega del premio 'Listo de Oro' (2012) por su obra conjunta Astaroth y Bernardette

CSQ: ¿Qué le aconsejarías a un chaval que quiere ser autor de cómics profesional?
E: Que estudie algo de provecho, estilo registro de la propiedad, que en España se ganan la vida haciendo cómics diez o veinte autores, que se eche pareja y salga con los amigos y sea feliz.

Peeeeeeero, si de verdad está dispuesto o dispuesta a sacrificar amistades y un montón de tiempo, que adelante, que tenga paciencia y produzca constantemente, que no tenga miedo de ponerse a estudiar, en serio, anatomía, perspectiva y narrativa visual, que lea muchos cómics, pero también muchos libros, vea mucho cine y teatro, que explore en su interior y analice qué es lo que hace único su arte y que rece todas las noches a la diosa Fortuna. Y que aprenda marketing, gestión de redes sociales, contabilidad y esas cosas aburridas que hay que saber.

CSQ: ¿Crees que existe alguna rivalidad real entre el mundo del cómic físico tradicional y el on-line, en formatos digitales?
E: En la mente de los grandes editores si. En el futuro no, serán medios complementarios, cada cual con su público y sus particularidades editoriales. De todos modos yo no soy un experto en eso como, por ejemplo, Jordi Bayarri, sin embargo creo que se tenderá a una importancia cada vez mayor del mercado digital y el papel quedará para versiones “de lujo” de algunos cómics importantes.

CSQ: ¿Cuál ha sido tu experiencia más gratificante y positiva, en el mundo artístico?
E: Conocer a mis compañeros de profesión. Parecería que en un negocio como este, dónde la tarta a repartir es muy pequeña y se lucha encarnizadamente por las migajas, los autores serían verdaderos mercenarios y francotiradores, sin embargo, salvo rarísimas excepciones, casi todos son gente estupenda, dispuesta a ayudar a cualquiera y con una capacidad de autocrítica enorme (hay pocos egos verdaderamente hinchados, creo) y grandes conversadores en las largas sobremesas de los salones.

CSQ: Gracias mil, Ensis, ha sido todo un placer...
E: El placer ha sido mio.

8-)