Fanzines de cómics en ComicSquare

Fanzines de cómics en ComicSquare

¡Hola, amigos! Hacía tiempo que no escribíamos, y ya iba siendo hora (lo sabemos, lo sabemos, no podéis vivir sin nosotros). Y hoy hemos venido a hacer justicia a uno de los tipos de publicaciones que más visitas, feedbacks y buen rollo están generando entre nuestros lectores, y de la que, sin embargo, menos hemos hablado: los fanzines de cómics.

 

ComicSquare se define como una plataforma de publicación, promoción y potencial compraventa de cómics, siendo éste nuestro target y fundamento principal. Pero con el tiempo nos dimos cuenta de que no podíamos quedarnos sólo en eso, sino que había que expandir horizontes hacia otras formas de expresión, arte y cultura, vinculadas al ancho y vasto mundo del Noveno Arte. Y aquí es donde coge sentido hablar hoy de los fanzines que, casi desde nuestros orígenes, apostaron por nosotros. Pero empecemos despacito y con buena letra...

 

 

¿Qué es un fanzine?

 

Bien, si nos fijamos en la definición de fanzine que nos proporciona la Wikipedia -esa gran enciclopedia del saber universal en Internet, al que todos, pese a las muchas críticas (positivas y negativas) que recibe, acudimos con frecuencia o como manual de referencia, al menos para hacernos una primera impresión de algo-, es una “revista para fanáticos” (de algo), “una publicación temática realizada por y para aficionados”, y creada por uno o varios creadores que pueden ser meros aficionados o profesionales” en la materia. Esta actividad no suele buscar una remuneración económica per se, decantándose así, tradicionalmente, por la distribución gratuita, o con costes mínimos establecidos con el fin de amortizar los gastos de producción y distribución, obteniéndose poco o nulo beneficio. Hundiendo sus raíces en aquellos famosos panfletos que circulaban, a menudo clandestinamente, en el siglo XIX para difundir ideas políticas, pronto se emancipó de lo estrictamente político para abarcar prácticamente todo tipo de temas, llegando su momento de auge entre los años 60 y 80, siempre adscritos -al igual que hoy- al llamado mundo de la subcultura o la contracultura.

 

 

Muestras de los fanzines publicados en ComicSquare: de izquierda a derecha, New Ideas, Fanzipote, Polo Norte News y Gay+Art.

 

 

Así pues, los fanzines se nutren, en cuanto a contenidos, de publicaciones a priori no profesionales -aunque pueden llegar a profesionalizarse o estar hechos por profesionales-, procedentes de los fans de un fenómeno cultural concreto (música, cine, género literario, cómic,...), simplemente buscando el placer, el contacto con otros que comparten los mismos intereses, y el deseo de difundir conocimientos y obras, sin buscar nada a cambio al menos en el aspecto lucrativo. Los amplios márgenes de libertad y creatividad que implica este mundo del fanzine son evidentes, al no estar ligados a ningún medio editorial o condicionantes externos (por ejemplo un jefe, que a menudo toma aquí el aspecto de mero coordinador u organizador, más un "adalid" que un mandamás). No obstante, el contrapunto a esta libertad creativa y expresiva, artística, y a esta relativa y aparente ausencia de afán de lucro, tiene ciertos inconvenientes: se depende de la pasión, el tiempo libre y las ganas desinteresadas de los colaboradores para realizar una actividad placentera pero no remunerada. Y en el momento en que el fanzine se profesionaliza (algo que para muchos colaboradores es un objetivo o fin, a la larga, al menos necesario), deja de ser fanzine para convertirse en prozine, que, una vez empiece a obtener beneficios económicos, muta a su vez en una revista (ya dotada de ISBN, es decir, una publicación legalizada formalmente y que suele contar con financiación y periodicidad fija).

 

En ComicSquare hay varios fanzines de cómics que llevan cierto tiempo publicando con nosotros. A saber: el Fanzipote, tan célebre como veterano, encabezado por el hiperactivo cordobés Juan Cubo, quien retomó el proyecto tras años de inactividad, dándole lustre y calidad, hasta quedar recientemente finalista en el 'Premio al Mejor Fanzine' en el Salón Internacional del Cómic de Barcelona 2015; el Gay+Art, interesante publicación que se autodefine como "Revista de Literatura y Arte Gráfico Gay" -si bien en la práctica es más un fanzine que una revista, a tenor de la descripción anterior-, dirigida por el polivalente artista catalán (dibujante, pintor, guionista, escultor y joyero, "casi ná") Agustí Pericay; el New Ideas, coordinado por Eric Benditkis, quien suele firmar con el sonoro seudónimo de Marcos Idalgo, (al parecer inspirado en un perfil ficticio suyo en ciertas redes sociales) y, curiosamente, responsable de los guiones de gran parte de las historietas allí publicadas; y por último el irreverente Polo Norte News, fundado y coordinado por Daniel Subirà, más comúnmente conocido como Suby Subaru, y autoproclamado creador del llamado "humor tóxico". 

 

 

(Debemos anotar que tuvimos el gusto de hacer dos entrevistas, hace varios meses, a Eric Benditkis y a Suby Subaru para el presente blog, y ni qué decir tiene que fue un verdadero placer. Cercanos, amables, cordiales, y sobre todo auténticos apasionados de lo que hacen, entregados a una labor que, cuando menos, es desinteresada y hecha desde el amor, ambos destacan por ser algo así como bravos héroes del cómic. Alguien nos dijo una vez que, en la Grecia antigua, serían como "héroes trágicos", por virtuosos pero incomprendidos, tal vez enfrentados a un mundo que no siempre parece entenderlos -¿acaso por freaks? ¿y qué tiene eso de malo?- o permitirles ganarse la vida únicamente de su pasión, los cómics. En fin, es una opinión.)

Prácticamente todos estos fanzines tienen un claro espíritu liberal y una notable vocación internacional: son plurales, en principio apolíticos (aunque esto podríamos ponerlo en cuestión, dada su filiación con la cultura más alternativa o underground), y abiertos al mundo y a todos cuantos quieran aportar algo vinculado al mundo del cómic, así como, por supuesto, a quienes quieran acercarse a leer sus páginas. Buscan implicación por parte de sus autores colaboradores, pero sin atar a nadie, ni en un sentido de criterio o “línea editorial” rígido o fijo, ni en cuanto a obligaciones de número de páginas que entregar o periodicidad fija. Hacen así honor a esa “libertad” antes mencionada que debería tener como característica fundamental todo fanzine. Se autogestionan y, usando las redes sociales y otras vías de comunicación, la "comunidad" de autores acuerdan tareas tales cómo quién va a hacer la portada para el siguiente número, o cuántas páginas van a (poder) ser.

Los colaboradores abarcan así todos los estilos, géneros, temáticas, ideas, y orígenes socioculturales y geográficos. Por ejemplo, New Ideas, nacido en Latinoamérica en principio -pues su fundador o alma mater, Eric, es natural de Argentina- cuenta con artistas procedentes de gran parte del continente americano, amén de Israel y España (Eric vive actualmente en Israel, y de España les viene El Gallego, creador del peculiar y divertidísimo Zumbi, recientemente publicado de forma independiente también en ComicSquare por su autor). La periodicidad de New Ideas resulta un rasgo distintivo y excepcional, pues es fija, exactamente de carácter mensual, y por tanto todo un logro, dado que sus numerosos artistas (como los prolíficos Pazuzu Borrasca, Lucien Raven, Horacio Trino Mansilla y Francisco Campos, entre otros) compaginan en general su actividad comiquera aquí con otros trabajos (sí remunerados). Son autores todos ellos que abarcan un amplísimo espectro de estilos, desde manga y rollo superheroico hasta cómic aparentemente infantil; y remarcamos lo de aparentemente porque, en cuanto se lee el texto, salta a la vista que no es para un público infantil propiamente dicho. La financiación les viene de publicidad y de eventuales donaciones de sus lectores y fans, los cuales son muy numerosos. Debemos, asímismo, destacar que si bien muchos de los guiones son obra de Eric Benditkis/Marcos Idalgo, esto no es óbice para que los dibujantes creen sus propias historias o se interrelacionen de modos muy diversos. A menudo, de hecho, parece que Eric se limita a dar unas pinceladas básicas y luego deja al dibujante proseguir la obra (caso de sus colaboraciones con su colega Pazuzu Borrasca).

Páginas de muestra del fanzine New Ideas 33

Polo Norte News tiene una periodicidad no fija, aunque aproximadamente se podría decir, viendo su ritmo actual, que es trimestral o cuatrimestral. Suby Subaru, ligado al principio al mundo fanzinero/comiquero a través de FGAZZ, La Cremallera y Cretino Digital (y más recientemente al citado Fanzipote), fundó hace tres años Polo Norte News como una vía alternativa -¿acaso "de escape"?- donde publicar historietas propias y ajenas, con especial hincapié en su personaje más famoso y mejor logrado, Mr. Farfollas: un curioso pingüinito de diseño minimalista que sólo dice “Cuack!”, pero que, como un R2D2 plumífero y negriblanco, sabe hacerse entender gracias al contexto de la viñeta o las réplicas que recibe de los demás locos personajes que pueblan su mundo. Destaca Polo Norte News por estar dotado de una actitud gamberra y punk ante la vida (¿de la que quizás no sea del todo consciente Suby?), que entra dentro de lo “políticamente incorrecto”, y que entronca directamente con el estilo de la "edad de oro" de los fanzines y las revistas de cómics underground españolas de la Transición y los 80-90, como los míticos Makoki, Paté de Marrano, o El Víbora, por ejemplo. Entre sus colaboradores se cuentan autores grandes y no tan grandes, amateurs y profesionales, pero todos de incuestionable valor, como el surrealista ChamN, el hipercrítico Hugo Losina, el fino humorista gráfico Currito Martínez (a.k.a. El Petardo de Huelva), el erótico-festivo AlanBé, la exquisita Laura Miranda, y servidor de Ustedes, este señor que firma el presente artículo (los epítetos corren por cuenta de los lectores), entre muchos otros que van y vienen.

 

Algunas páginas de los fanzines 6 y 7 de Polo Norte News

Gay+Art supone una especie de portavoz y vía de expresión libre de la causa LGBT desde la siguiente premisa, que copiamos directamente de su texto de presentación en el perfil de su colección en ComicSquare: "Es un proyecto de autopromoción para escritores, poetas, ilustradores, creadores de cómic y artistas en general que sean gays, lesbianas, transexuales o heterosexuales que incluyan en su obra referencias al mundo homosexual en positivo". Toda una declaración de intenciones, que deja claro que, no obstante su vinculación al mundo homosexual a priori, no cierran puertas y permiten la entrada de todo tipo de contenidos, desde poesía y artículos de opinión, hasta pintura y cómics, siempre desde el respeto a la diversidad y superando los prejuicios (que lamentablemente sigue habiendo en la actualidad contra la homosexualidad). Dentro de la serie, destacan las obras propias del fundador del fanzine, Agustí Pericay, como el magnífico cómic, lleno de magia y erotismo 27 Yahoree (también publicado independientemente en esta casa), quien además escribe en "Pasión de Purpurina: Memorias de una drag-queen de pueblo", dentro del blog Historias Gay. Y las colaboraciones comiqueras, todas muy interesantes, del venezolano Jesús Pulido, del mangaka mexicano Octavio Sánchez, y del citado Suby Subaru.

 Páginas de cómic de muestra del fanzine Gay+Art 9 en ComicSquare

Por último, el Fanzipote, autodefinido como "¡El fanzine mas potente!", es el llamativo y jocoso título de la publicación creada y capitaneada por el polifacético Juan Román, más conocido por su seudónimo de Juan Cubo (miembro de la antigua Asociación Cordobesa de Creadores de Cómic, y fundador también de Ediciones Cúbicas, entre otros muchos proyectos) y sucasi inconmensurable comunidad de "fanzipoteros", contando con firmas (algunas ya familiares) como Hugo Losina, Tiracajas, ChamN, Suby Subaru -one more time!, ¡madre mía, estos tíos están por doquier!-, Pedro Villarejo, Dani Casado, Miguel Ángel Ruiz, Pipo, Raulo, Nicolás -¡sí, sí, el mismo de La Gorda de las Galaxias!-, Fernando García, La Rata Grís, Adrián, Easmo, Higuero, Jesús Maestro, Pndztk, Celia Quiles y... Y en fin, nos podríamos seguir extendiendo casi hasta el infinito elevado al cubo -guiño a don Juan, 'blink'!- haciendo el listado de lápices que han pasado por los más de 20 números del Fanzipote (si quieren verlos todos, vayan a su enlace en Tumblr, es más fácil y rápido). Valga el dato para dejar claro que, con sus luces y sombras, sus momentos de bajón y de subidón, es uno de los referentes indiscutibles del panorama fanzinero y se puede preciar de haber visto pasar por sus páginas a muchos de los mejores autores de cómic en lengua española en la actualidad. Tanto tesón y trabajo -y como de costumbre, por "amor al arte", sin ver ni un duro ni esperarlo- le ha valido la citada y merecida nominación a Mejor Fanzine en el Salón del Cómic de Barcelona en el año 2015. En ComicSquare solamente hemos tenido el placer hasta ahora de ver publicado su número 1 (con una deliciosa portada del gran Nicolás), algo que podría deberse a que el fanzine esté más volcado o enfocado al formato físico tradicional que a los medios digitales -repetidas veces ha manifestado Juan Cubo su preferencia por las grapas de toda la vida, cosa muy loable y respetable-. En cualquier caso, nuestras puertas siempre estarán abiertas, cuando quieran.

Páginas de muestra del Fanzipote, destacando la portada de La Gorda de las Galaxias de Nicolás, mítico autor de la "época Bruguera"

No nos extenderemos mucho más, queríamos simplemente hablar un poco de los fanzines presentes en esta gran casa de los cómics independientes que es ComicSquare, y de paso, sugerir o invitar a todo aquéllos con inquietudes artísticas al respecto, a contactar con los equipos de redacción de los mencionados fanzines, o quién sabe, a crear sus propios proyectos. El mundo está lleno de talentos por descubrir, auténticos diamantes en bruto del cómic aún por venir, y quizás la autoedición vía fanzine sea la salida y respuesta a muchos artistas. ¡Ánimo y... que vivan los cómics!

Juan A. Cantos